Buscar
  • Alvaro H. Muñoz M.

El Mandato Unificado Y La Ley de la Creación




Probablemente has escuchado o leído acerca de la Ley de la Atracción, que se hizo famosa en 2006 después de la aparición de un DVD llamado El secreto; este video contenía segmentos de maestros, artistas y millonarios enseñando cómo usar la Ley de la Atracción para crear la vida que queremos.


Siempre he sentido y creído que podemos crear nuestra vida conscientemente; Cuando me enteré de El Secreto, fue por referencia de alguien que me explicó cómo hacerlo, y comencé a practicar lo que se enseñaba en él, pero para ser honesto, no logré mucho más que "atraer" el DVD ... unas semanas después vino mi tía a visitarnos y me lo dio, aunque ese no era mi objetivo ...


No es mi intención en este escrito profundizar en el qué o cómo de la Ley de la Atracción; es solo que siendo ingeniero de profesión y con formación científica me di a la tarea de investigar cómo funciona la Ley de la Atracción y por qué funciona para un porcentaje muy bajo de la población mientras que para la gran mayoría no. Después de varios años de investigación, experimentación y curiosidad, llegué a la conclusión de que para la mayoría de las personas no es tan fácil activar voluntariamente estados emocionales de alta vibración como: gratitud, alegría, fe, etc., cuando por años han entrenado su sistema mente-cuerpo para sentir lo opuesto: frustración, indiferencia, duda, autocompasión, etc.


De hecho, hoy me queda claro que el obstáculo más frecuente para esta práctica consiste en, precisamente la piedra angular de la Ley de la Atracción en si misma: "sentir gratitud por el objeto de tus deseos"; es decir, tienes que sentir gratitud por tener algo que aún no tienes ... lo cual resulta lógicamente incoherente e imposible, si tienes un cerebro sumamente racional y cuestionador como el mío.


Para una mente como la mía eso era imposible y mi mente explotaba en ese cuestionamiento una y otra vez, mientras más visualizaciones hacía, menos podía sentir gratitud por la meta deseada y más frustración sentía ... y dejé de hacer eso.


Un día, unos años después, compré un libro de Joe Vitale en Amazon que venía con setenta bonos de regalo: entre enlaces de Internet, cupones de descuento, audios en mp3 y libros en pdf, uno de ellos de repente me llamó la atención. The One Command (El Mandato Unificado) de Asara Lovejoy; su llamada fue tan intensa que dejé caer todo lo demás para leerla de inmediato.


En el mundo de El Mandato Unificado descubrí algo más poderoso que la Ley de la Atracción: la Ley de la Creación; Si bien la mayoría de los sistemas de creación basados en Ley de Atracción requieren visualización, repetición, práctica y una alta cantidad de energía vibratoria enfocada en manifestar lo que deseas, con El Mandato Unificado no requieres nada de eso porque no estás atrayendo nada existente, si no creándolo desde un lugar muy diferente.


Creas tu realidad a partir de las partes no utilizadas de tu mente, en una frecuencia cerebral en la que puedes acceder directamente a tu mente superconsciente en un estado de relajación profunda equivalente al de un monje zen en meditación.


Este estado de ánimo es el que muchos maestros han utilizado durante años para realizar sus creaciones. Solo que ahora ya no necesitas años de meditación y ayuno en el Tíbet... ;)


Lo que haces es entrar en el campo cuántico, el campo de las infinitas posibilidades, como cuando vas a un supermercado y eliges lo que te quieres llevar. Simplemente comandas tu nueva realidad, das la instrucción y tu ADN se desprograma liberándose de tus viejos patrones de pensamiento, para reestructurarse con la información nueva y mejorada, creando así una nueva realidad y entorno para ti.


La enseñanza de El Mandato Unificado es perfectamente consistente con lo que he estudiado en otras enseñanzas de creación de realidad basadas en la ciencia, como por ejemplo: la física cuántica, la neurociencia y la epigenética, que son transmitidas por grandes maestros como Gregg Braden, Joe Dispenza y el Dr. Bruce. Lypton a quienes sigo y me gusta leer.


Lo que es claro para mí hoy, es que la Ley de la Atracción funciona para quienes creen que funciona y para quienes tienen creencias compatibles con ella (atraes aquello en lo que crees); sin embargo, El Mandato Unificado ha demostrado funcionar incluso para aquellos que no creen.


Muchos de mis clientes de coaching de El Mandato Unificado se han beneficiado al cambiar sus antiguas creencias, patrones y actitudes: para algunos, el cambio ocurre como por arte de magia y comienzan a ser llamados para entrevistas de trabajo, aparecen clientes o se venden propiedades que antes nadie quería comprar, mientras que para otros el cambio es paulatino y van descubriendo nuevas creencias para cambiar y transformarse, de modo que sus hábitos, actitudes y comportamientos se van ajustando y mejorando gradualmente y así también sus resultados.


Algunas historias de éxito:


  • Tengo una amiga que no tenía dinero para pagar su certificación de coaching y después de hacer un comando para ello, su negocio de repostería comenzó a vender más y en cuestión de pocas semanas completó el dinero para su certificación.


  • Una cliente a quien llamaré Susan, obtuvo una curación espontánea de una alergia a la levadura después de una sesión de coaching de El Mandato Unificado.


  • Yo mismo conocí a Asara Lovejoy directamente después de hacer un comando: estaba en a mitad de la certificación y tenía programada una sesión de coaching con una de sus compañeras y de repente la coach me escribió diciéndome que la propia Asara quería hacer mi sesión, la cual, además de darme la oportunidad de conocer a esta gran mujer y ser mentoreado por ella, me abrió las puertas para ser la voz de El Mandato Unificado en español, traductor de sus materiales, coach y entrenador del seminario de un día.


Actualmente tengo un grupo de más de treinta personas con las que nos reunimos cada dos semanas para hacer algo de coaching y comandos en español; muchos de ellos han utilizado El Mandato Unificado y la Ley de la Creación para mejorar sus relaciones, agilizar trámites y procedimientos, aprender otro idioma, aumentar su rendimiento deportivo, mejorar sus relaciones, e incluso ganar demandas ... como una persona que tuvo una demanda en proceso durante años y después de dos semanas de uno de nuestros círculos de comando, recibió la noticia de que la demanda se había resuelto y podía reclamar una herencia.


Puedes comandar y crear prácticamente cualquier cosa siempre que se trate de ti o de tu realidad, porque tu capacidad de creación es infinita.


Si quieres experimentar la Ley de la Creación, puedes contactarme aquí.

Entradas Recientes

Ver todo